Cuando la literatura permanece

La moda (esa cualidad de estar o no en onda) es un asunto que no debería utilizarse para definir el momento que le permite a una obra literaria permanecer o enmudecer. Habría que hablar de pasión y huella, de la capacidad de trascender y ser atemporal. Por eso, las letras mágicas de los grandes escritores…