Reinventando la comunicación corporativa

El coronavirus dejó grandes retos para las empresas, entre ellos, y tal vez uno de los más importantes, es la forma en cómo cautivar a las audiencias para atraerlas de nuevo hacia sus negocios. De esta forma, es un momento clave en el que la comunicación corporativa debe reinventarse, mirar hacia el futuro y analizar qué estrategias continúan siendo relevantes en el nuevo escenario.

Ahora es necesario velar por una comunicación empática y oportuna tanto con el público interno como con el externo, lo cual implica evaluar el propósito de la organización y, a la luz de este, examinar si los planes de comunicación planteados son pertinentes y están alineados con el nuevo contexto. De lo contrario, es imperioso adaptarlos.

Puede resultar difícil dejar a un lado las ideas que se tenían trazadas, pero si algo le están cobrando caro los clientes a las marcas es que sigan su rumbo como si nada hubiera cambiado. Lo que más se valora hoy en día es el poder de la reinvención y de la humildad de saber cuándo abandonar estrategias y aceptar que por más que parecían excelentes, en este instante no son pertinentes.

Si ya tenía contratos por adelantado en cuanto a estrategias comunicacionales, hable con sus proveedores y proponga nuevas modalidades, esta no debe ser una excusa para no evaluar su plan de comunicaciones y mirar qué tanto se acomoda o no.

De esta forma, la reinvención de la comunicación corporativa comienza con un análisis exhaustivo de lo que se tiene y hacia dónde es necesario ir. Estrategias como la aplicación del DOFA se vuelven elementos claves para descubrir las fortalezas y debilidades actuales de la organización con miras en la contingencia y de esta forma poder trazar la nueva ruta.

En cuanto a comunicaciones internas, en un panorama de total incertidumbre, muchas son las dudas que tienen sus empleados en cuanto al nuevo rumbo de la organización. Por eso, es crucial contar con una comunicación clara que evidencie cuáles son las posibles rutas a seguir y se refuerce la misión y los valores de la organización dejando claro cómo estos le apuntan a la estrategia.

Es decisivo que sus colaboradores se sientan respaldados por su lugar de trabajo, así que uno de los pilares claves de la comunicación deberá enfocarse en brindar canales de ayuda que le permitan a los empleados expresar lo que sienten. Es imprescindible mantener una comunicación clara, abierta y frecuente en donde se les informe constantemente sobre nuevas decisiones.

Si bien antes el clima laboral era fundamental, ahora es muy importante realizar estrategias que le apunten a mantenerlo lo más controlado posible: las tensiones del medio externo pueden influir fuertemente en él y será labor de comunicaciones tratar de eliminar esos posibles rumores o dificultades.

En estos momentos es tanta la información que circula y la cantidad de empresas que están tratando de volver a fidelizar a sus clientes, que puede resultar difícil llegarle a su público objetivo. Sin embargo, a la hora de realizar comunicación externa, es primordial que recurra a nuevas narrativas que le permitan comunicar su propósito específico de la manera más clara y directa posible, pero teniendo en cuenta que en este tiempo no se trata de lo que usted quiere decir sino de lo que sus clientes quieren escuchar.

Aproveche la mayor cantidad de formatos posibles, explore nuevas tecnologías y plataformas en las que pueda adaptar su mensaje y tener un contacto más directo con su público objetivo. Impulse la visibilidad de su marca recurriendo a estrategias de SEO, relacionamiento público, branding, desarrollo de historias y marketing de contenidos. Es momento de ser creativos e innovar al máximo.

Por último, es innegable que estos cambios deben estar apoyados en una estrategia digital sólida que mantenga a las audiencias conectadas e involucradas con la marca. Esta pandemia ha demostrado la importancia de que las empresas utilicen estos canales; aquellas empresas que no adapten sus mensajes a este medio estarán en gran desventaja. Las redes sociales tienen poder e influencia en las dinámicas de consumo de los usuarios, no subestime su poder y apóyese en ellas como estrategia de reinvención corporativa.

***

También #TenemosQueHablar de:

Cursos en línea más solicitados en cuarentena
Nuevos protocolos en la presencialidad: un reto comunicacional
Escala de Likert: una buena opción para encuestar
¿Cómo evitar ser un jefe tóxico?
¿Qué pasa con los influenciadores en tiempos en COVID-19?
Cansado de Zoom, se extrañan las llamadas de voz
Guía para la transformación digital de las empresas
Enviar por correo físico puede funcionar mejor en este tiempo
Tendencias 2020 – 2021 tras época de pandemia
Neuromarketing: la clave para las tiendas físicas
¿A las oficinas cool les llegó su fin?
No subestime el poder del email marketing
5 mandamientos que aprendimos del coronavirus
7 ideas para mejorar la comunicación interna en tiempos de coronavirus

Síganos 🙂
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *