Guía para la transformación digital de las empresas

Esta temporada de covid hizo que el mundo digital ganara mayor terreno en las estrategias de trasformación de las empresas con el fin de poder sobrevivir a la crisis. Esto logró que las dinámicas de consumo y de relacionamiento con los clientes cambiaran, lo que ubica a la tecnología en un lugar importante para optimizar procesos, mejorar la competitividad y aportar un valor añadido frente a la competencia.

No se trata solo de adoptar la tecnología o automatizar, sino de contar con una mirada holística que implica cambios estructurales de la organización, directivos y empleados de la empresa. De esta forma, se hace necesario tener ciertos aspectos en cuenta a la hora de asumir esta nueva realidad:

  • Cultura organizacional

Antes de empezar a pensar en qué adaptaciones tecnológicas se van a realizar, es primordial analizar el tipo de organización que se tiene y cómo esta puede adaptarse de manera óptima a estos cambios. Para lograrlo, es importante que su empresa posea características como adaptación al cambio, agilidad para entender nuevos procesos y flexibilidad en cuanto a la innovación. Si su compañía no está dotada de estas capacidades, primero adapte y gestione su sistema organizacional en torno a ellas.

Por otra parte, un aspecto clave para que estas transformaciones se den de la mejor forma es tener en cuenta a los empleados y sus opiniones, para que las actualizaciones sean realmente exitosas los colaboradores deben sentirse parte del cambio y así poder ser aceptadas por toda la empresa como una decisión conjunta. Aquí entra en juego la importancia de contar con líderes capacitados y que sepan orientar a su equipo.

  • Públicos objetivos

Estos serán los que determinen e impulsen la línea a seguir en esta transformación, demostrando en qué puntos es importante la intervención. La comunicación con estos públicos de interés también cambiará y por lo tanto es necesario poner herramientas a su disposición y plantear KPI que permitan medir la efectividad de las mismas. Además, los clientes quieren sentir que sus opiniones son valiosas para que estas modificaciones ocurran.

Es crucial que disponga de canales de atención suficientes y recurra a herramientas como ARPU, NPS O CRM con las cuales logrará gestionar la relación con sus clientes de una forma mucho más óptima. Con estos sistemas podrá sincronizar sus bases de datos, automatizar procesos, gestionar campañas de fidelización, entender las necesidades de sus clientes y anticiparse a ellas para mejorar las ventas. Esto lo revela un estudio de la Harvard Business School en 2016 que arrojó que las empresas que se suman a la transformación digital evidencian un crecimiento del 55 % en los márgenes brutos durante 3 años y con el coronavirus estas cifras están en aumento.

  • Análisis de datos

Saber leer datos y tomar decisiones basadas en ellos es primordial para lograr una transformación digital exitosa, allí es donde se encuentran los insumos necesarios para entender lo que los usuarios quieren y sus comportamientos de consumo. Luego de su análisis se podrán plantear las estrategias a implementar y se definirá la inversión necesaria. De una buena gestión de estos dependerá en gran medida la capacidad de competir frente a otras empresas.

  • Tecnología

A la hora de sumarse a una transformación digital es inevitable evaluar las tendencias que hay en el mercado y con base en ello tomar las decisiones sobre qué es lo que más le conviene a su negocio. En la actualidad, las tecnologías que están teniendo mayores repercusiones positivas son el Internet de las cosas (IoT) y la Inteligencia Artificial (IA). Esta última toma gran relevancia en sectores de marketing, publicidad, servicio al cliente y robótica. Por tal motivo, cada empresa debe analizar muy bien la industria en la que se encuentra para así tener claridad de las herramientas tecnológicas que requiere.

  • Comunicación

Brindar información clara y directa es fundamental a la hora de llevar procesos de transformación. Es necesario comunicar una historia de cambio que ayude a los empleados y públicos de interés a reconocer qué está pasando, hacia dónde le apunta la empresa, el porqué está sucediendo y es importante el cambio.

Esta comunicación debe darse tanto desde medios tradicionales como digitales, con el fin de llevar las actualizaciones paulatinamente. Sin embargo, en un contexto digital es primordial ser creativos en la forma en cómo se ejecuta y velar por la utilización de canales que permitan interacción con los públicos y abran diálogos alrededor de las temáticas de la organización.

Poniendo en consideración los aspectos antes mencionados puede construir su estrategia de transformación digital, ya que con ella impulsará la cultura de innovación de su empresa, brindará un mejor servicio al cliente, mejorará la eficiencia y se abrirá a nuevas opciones de negocio. Es importante mencionar que los cambios llevan tiempo y pueden ser difíciles en un principio, por eso deben ser escalonados y estar relacionados con los procesos propios de la empresa.

***

También #TenemosQueHablar de:

Reinventando la comunicación corporativa  
Cursos en línea más solicitados en cuarentena
Nuevos protocolos en la presencialidad: un reto comunicacional
Escala de Likert: una buena opción para encuestar
¿Cómo evitar ser un jefe tóxico?
¿Qué pasa con los influenciadores en tiempos en COVID-19?
Cansado de Zoom, se extrañan las llamadas de voz
Enviar por correo físico puede funcionar mejor en este tiempo
Tendencias 2020 – 2021 tras época de pandemia
Neuromarketing: la clave para las tiendas físicas
¿A las oficinas cool les llegó su fin?
No subestime el poder del email marketing
5 mandamientos que aprendimos del coronavirus
7 ideas para mejorar la comunicación interna en tiempos de coronavirus

Síganos 🙂
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *