¿Cómo pasar de consumidores a brand lovers?

¿Se ha preguntado por qué la gente ama ciertas marcas?, ¿usted está dentro de ese grupo? Si es así, le pedimos que se tome unos minutos para pensarlo antes de leer el siguiente párrafo. 

Pues bien, aquellas marcas amadas cumplen, generalmente, con dos requisitos: primero, se preocupan por brindar una gran experiencia individual, una que sea memorable y que perdure en el tiempo. Segundo, sus principios y valores privilegian el cuidado de sus colaboradores y clientes, de la sociedad y el medioambiente. 

Hoy, este último requisito ha tomado mayor relevancia en los consumidores: una marca querida y valorada es aquella que posee una buena reputación, es transparente a la hora de llevar a cabo sus estrategias y, especialmente, entiende que su rol en la sociedad no es pasivo, sino que también aporta a la transformación. 

Es momento de escuchar lo que los consumidores quieren 

Siempre se ha dicho que los consumidores son infieles. Y es cierto, por lo que este rasgo nos impulsa a buscar la mejor oferta, la experiencia de compra más satisfactoria o los valores empresariales que más se conecten con los míos, no importa si esto me lleva a traicionar la marca que he consumido por años. 

Sin embargo, los confinamientos acentuaron este rasgo, especialmente entre los más jóvenes. Según McKinsey, el 75 % de los consumidores cambiaron de hábitos de compra durante la pandemia y, actualmente, están dispuestos a hacerlo más que antes. En ese sentido, las marcas deben reconocer la importancia de cultivar el amor por ellas, de pasar de compradores o usuarios a “brand lovers”. 

Pero para que una marca llegue a ese punto de confianza y amor, debe mostrarse genuina y demostrar que su empatía con el entorno y su compromiso con el cuidado del medioambiente y sus colaboradores es real, que hace parte de su ADN tanto como brindar una gran experiencia de usuario. 

En otras palabras, hoy los clientes buscan un vínculo emocional que trascienda la compra o el uso de un servicio, queriendo sentirse identificados con los valores de una marca y decir que, más allá de adquirir un producto, que sin duda prefieren y recomiendan, sienten que a esa empresa la movilizan sus mismos intereses.

Asimismo, para fortalecer la base de brand lovers, es importante tener en cuenta lo siguiente:  

  • Conozca a sus brand lovers: perfilar a ese público al que se quiere enamorar es vital, eso permite reconocer los discursos, formatos y tendencias que lo mueven. Pero ojo, no se trata de ser oportunista, sino de saber qué ocurre con los seguidores y el entorno para entender si la marca puede o no aportar a la discusión desde su posición.
    En caso de que quiera recolectar los datos de sus seguidores en ese proceso de identificación, debe ser extremadamente respetuoso con el trato de su información personal, dado que una sola falla en este aspecto puede tirar por tierra todos los esfuerzos.
  • Seduzca a sus brand lovers: el buen servicio siempre será una gran manera de mantener contentos a los clientes, sin embargo, no es lo único que garantiza su lealtad. Por eso, en cada uno de sus canales (físicos y digitales), debe mostrar una imagen adecuada y un discurso coherente con sus valores: recuerde que, por más inspirador que sea el post de Instagram, una actitud en un punto físico que demuestre poca claridad o hipocresía con el discurso que su marca pregona puede poner en peligro su prestigio y los vínculos que ha generado. 
  • No renuncie a su autenticidad: a esa estrategia de marketing enfocada en ganar brand lovers debe agregarle toda su creatividad y pasión. No pierda de vista que a la gente le gustan los buenos contenidos, las historias que conectan y sentirse parte de una comunidad. Esto no necesariamente habla de realizar grandes inversiones de dinero, pero sí de tiempo y dedicación. 

Antes de cerrar, pregúntese lo siguiente: ¿conoce marcas que lo inspiran o lo hagan tomar conciencia? Seguramente un par de nombres llegaron a su mente. ¿Sabe qué hace especiales a estas compañías? Que cada una de ellas tienen muy clara la posición desde la cual proponen sus conversaciones y, además, se hacen cargo de sus discursos, especialmente cuando apuntan al tema de la sostenibilidad y la responsabilidad social.

Y justamente esa es la reflexión final: hoy las marcas juegan un papel protagónico en la transformación de las sociedades. Según un estudio del Foro de Marcas Renombradas Españolas (FMRE), el 28 % de los encuestados ven a las empresas como actores relevantes a la hora de afrontar los retos de la sostenibilidad, por eso la coherencia es la piedra angular de toda estrategia de marketing que le apunte a ganar brand lovers. 

Así que resalte los mejores atributos de su marca, hable en voz alta y con coherencia de sus valores y, por último, respete y cuide a su brand lover: recuerde que usted no solo le aporta un servicio o un producto, también le entrega valor a él y a la sociedad. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *