¿Mis territorios de marca cambiaron?

Si los altos niveles de infoxicación ya eran preocupantes antes del coronavirus, ahora lo son mucho más, sobre todo si le sumamos una tendencia como la infodemia. Nos llenamos de empresas que se creen expertas en temas de salud, personas queriendo ser legitimadoras de información y diferentes marcas aprovechando el momento para inundar las redes de publicidad con la idea de vender. Mejor dicho, hoy todos quieren comunicar. La pregunta es: ¿usted también debe entrar en este juego?

Desde que nace una marca se define su público objetivo, propuesta de valor y tal vez uno de los aspectos más importantes: de qué va hablar y cómo lo va a hacer. Sin embargo, esta contingencia puso el mundo al revés, cambió rutinas y la adaptación se volvió clave. No en vano, la palabra de moda, dejando a un lado “coronavirus”, es reinventarse. Y, es aquí donde entra el dilema de muchos sobre las mejores formas de comunicar en este momento. 

La respuesta es simple: sus territorios de marca NO cambiaron ni lo harán. A su público le sigue interesando los mismos temas que antes consumía (a no ser que su reinvención consista en volver a configurarla). Hay un afán loco por querer realizar lo que todo el mundo está haciendo, pero usted debe mantenerse firme a su ADN porque este siempre será el que determine sus espacios. Además, así como un ADN no se puede cambiar fácilmente, sus temas de conversación tampoco. Deje que la marca sea lo que es, más allá de imposiciones. 

Hay que tener la claridad de que, de igual manera, es importante no mostrarse ajeno a la situación y rediseñar los objetivos y estrategias comunicativas que se tenían planteadas, siempre poniendo como base lo que le caracteriza. Por eso, su forma de comunicar debe cambiar para darle paso a nuevas narrativas. Adapte sus mensajes desde la empatía, cercanía con sus usuarios y realizando actos de bondad con sus propios productos, es decir, haciendo descuentos, regalando algo o generando acciones que demuestren que se pone en los zapatos de otros. Este es un momento en el que las emociones dominan y no se puede perder de vista que la marca es una relación emocional entre el consumidor y el producto.

De igual forma, escuche a su audiencia y piense: ¿para qué estoy comunicando esto? En este tiempo, a los consumidores les interesa saber algunas cosas acerca de usted: ¿cómo está ayudando a la sociedad?, ¿qué hace por sus públicos de interés? y ¿qué medidas de seguridad ha tomado? Eso sí, no debería alejarse de sus territorios: en ellos siempre va a ser importante el hablar de lo que es la empresa y sobre esos tres ejes antes mencionados en los que ahora se debe centrar la comunicación.

Si todavía no sabe cómo adaptar sus territorios de conversación a la situación actual, puede reciclar y potenciar campañas que haya hecho antes o tener en cuenta estos cuatro lineamientos para generar información adaptada a su identidad:

Contenido que informe: mantenga al usuario actualizado de lo que está haciendo como marca. Háblele sobre las nuevas medidas tomadas, horarios, si su producto se encuentra en línea y cómo se viene reinventando. Su audiencia necesita respuestas.

Contenido que entretenga: genere información que haga reír a su audiencia. De acuerdo con su línea de negocio, invéntese actividades que las personas puedan hacer en casa y las saque de su cotidianidad, pero que, al mismo tiempo, les recuerde su marca. Puede recurrir a tutoriales, tips y rutinas, entre otras opciones. 

Contenido ayuda: comparta información gratuita de temas relacionados con el producto o servicio que usted vende. Esto le permitirá que lo conozcan mejor y lo valoren por hacer que la cuarentena sea más llevadera.

Contenido que inspire: sea responsable con la información que publica y evite dar datos sobre el coronavirus porque puede que no esté dentro de su área de experticia. Por el contrario, comparta temas motivacionales, positivos y que inspiren a las personas a ver este tiempo de la mejor manera posible.

Síganos 🙂
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *