Los adultos mayores, un público emergente en las redes sociales

Criticar con sevicia o reírse del otro es una costumbre en la que se puede caer con facilidad. No todos están en capacidad de comprender y darle la mano al que lo necesita. Es común ver memes o videos haciendo burla de adultos mayores teniendo dificultades a la hora de enfrentarse a internet, algo que es bien injusto y más teniendo en cuenta que muchos de los que lo hacen no saben planchar, moler, tejer, escribir con letra pegada, manejar un Willys, llenar un crucigrama o memorizar un poema. La juventud, por su parte, no es propiamente sinónimo de ingenio a la hora de encarar las redes sociales: de 2011 a 2017 hubo 259 fallecimientos relacionados con la práctica de los selfies, la mayoría entre 10 y 30 años.

Y aunque cada generación tiene sus propias fortalezas, los adultos mayores han venido entrando a su ritmo y encontrado sus propios beneficios en las redes sociales. Su presencia en ellas parte desde sus necesidades y gustos por estar ahí, no tiene que ver con que quieran vigilarnos. Ellos buscan y comparten sus propios contenidos en pro de su beneficio.

También puede escuchar este artículo 🎧

Allí encuentran voces amigas que les brindan apoyo social, se sienten menos solos, así tengan pocos contactos; encuentran personas con las mismas afinidades y se mantienen al día con viejos amigos y familiares que están lejos. Hasta pueden construir nuevas relaciones (incluso virtuales), estar mejor informados y ejercer control a la hora de impedir comportamientos nocivos para la salud. Otro factor importante es el interés por compartir y debatir con otros usuarios.

Su presencia en redes va más allá de mostrar fotos de los nietos, sus gustos se han ido refinando en la medida en que van conociendo las redes. Facebook, por ejemplo, se convierte en una herramienta perfecta para organizarse entre amigos y planear diferentes actividades. Ellos usan las redes de manera práctica y más con los “smartphones”, cada vez más amigables y con los que le han quitado el miedo a internet.

Es mejor apoyar que criticar, por lo que es importante, en caso de tener a un adulto mayor cercano queriendo ingresar a este mundo, enseñarle con paciencia y con una actitud proactiva, así como ayudarlos a tener criterio en temas de seguridad y a la difusión de “fake news”.

No se puede olvidar que esos mismos “viejos” alguna vez nos enseñaron a montar en bicicleta o a sacar una raíz cuadrada. Los tutoriales, por su parte, son herramientas que pueden servir como guías en un momento dado, así como las funciones que permiten poner la letra más grande o la pantalla más iluminada. 

La digitalización de la tercera edad es un hecho

Además de ayudarlos en su autonomía, el aprender a manejar internet y algunas de sus múltiples herramientas les trae beneficios a las personas mayores en temas como la activación cerebral que se da con la incorporación de nuevos conocimientos.

En un estudio sobre tendencias de consumo, elaborado por la consultora española especializada en comunicación, gestión de la reputación y asuntos públicos, Llorente y Cuenca, se concluyó que en 2017 los millennials se pasaron a las redes con información más efímera, esa que desaparece al poco tiempo, mientras los llamados “senior” se están tomando las redes sociales como Facebook y Twitter. Por lo tanto, hay que darle fuerza a este nuevo público, que además de fiel, puede tener un buen poder adquisitivo y capacidad a la hora de tomar decisiones.

Comunicar es una necesidad innata en el ser humano, por lo que seguir cerrando la brecha digital es importante para evitar que las personas mayores se sientan distanciadas de sus familias al no pertenecer a un grupo de WhatsApp o no ver las últimas fotos del Facebook. Ayudarlos a entrar al mundo virtual les permitirá potenciar sus hobbies, impulsar sus relaciones familiares y estar informados sobre lo que les interesa. A modo de ejemplo, según cifras de 2017, el 55 % de los adultos estadounidenses mayores de 50 años consumía noticias en las redes sociales.

Si vamos a un punto de vista médico, el aislamiento es de los peores males que pueden pasarle al cerebro y a la salud de un adulto mayor, por lo que abrirles la puerta tecnológica es una forma de ser incluyente y no dejarlos atrás. El uso de la tecnología y aprender nuevos conceptos puede ayudar a mejorar funciones cerebrales que podrían perderse cuando llega la vejez, favoreciendo la conexión neuronal, aumentando la memoria, mejorando la atención y estimulando la concentración.

Además, según un Estudio de la Michigan State University publicado en el Journal of Gerontology, los adultos mayores que usan las redes sociales tienen 30 % menos de posibilidad de caer en depresión con respecto a quienes no lo hacen.

Facebook adulto

Facebook y Twitter no pueden negar su adultez y hacerlo sería desconocer algo que pueden convertir en fortaleza: tener un público no tan voluble en cuanto a querer abandonar la red y sí más fiel. La primera, en sus inicios, era llamativa en su momento por ser juvenil, gratuita, entretenida y atractiva. Luego, esos primeros usuarios crecieron y entraron otras personas mayores, como papá y mamá. Eso alejó a muchos, para otros fue divertido.

Ante este fenómeno, algunos se cambiaron de red (Instagram o Snapchat), aunque lo más seguro es que a estas plataformas “más modernas” les pasará lo mismo: los millennials de hoy serán los abuelos del mañana, tal y como lo describió un diálogo de Los Simpson: “Yo sí estaba en onda, pero luego cambiaron la onda. Ahora la onda que traigo no es onda, y la onda de onda me parece muy mala onda. Y te va a pasar a ti”.

Los sitios web podrían empezar a considerar en serio a los usuarios senior y crear herramientas pensadas para esta población. De la misma forma, las empresas pueden ser más incluyentes en sus contenidos. Por ejemplo, hay “youtubers seniors” que hablan de sus viajes por el mundo, un lujo que la mayoría de estos influencers jóvenes no se pueden dar.

 

Audio artículos

Síganos 🙂
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *