Audiobranding: El arte de diseñar sonidos

“La música puede dar nombre a lo innombrable y comunicar lo desconocido” (Leonard Bernstein, compositor, pianista y director de orquesta estadounidense).

 Cuando las palabras e imágenes no alcanzan, la música puede hacer su aparición triunfal para acercarnos a algo, refrescarnos la memoria y quedarse en nuestros recuerdos y emociones. La música es vibración, movimiento, vida y cercanía. Aunque también puede pasar lo contrario, pues hay sonidos que sin duda conseguirían alejarnos de lo que se nos quiere acercar, dejarnos la mente en blanco y hasta causar rechinar de dientes.

El sonido permite comunicar un sinfín de emociones y afectarnos en diferentes niveles: conceptual, psicológico, fisiológico y cognitivo. Si la música se utiliza de una forma estratégica, puede que estemos haciendo audiobranding, campo de estudio que aprovecha las diferentes aplicaciones del sonido como estrategia comunicativa y comercial.

Branding es el anglicismo que se usa dentro del mercadeo para referirse a la creación de una marca. El audiobranding o marca sonora, por su parte, es la disciplina a través de la cual se busca encontrar la emotividad de las marcas y hacerlas más personales, amparándose en el sentido del oído y en su capacidad de recordación y de creación de vínculos.

Entendiendo la música como emoción y cercanía, el audiobranding es una exploración sensorial que permite acercase al cliente real y potencial desde cada marca y estrategia.

Esta técnica brinda la opción de integrarse a un mundo multimedial, brindando desde allí nuevas posibilidades para comunicarse y hacer mercadeo. Especializarse en construir y desarrollar la identidad de las marcas a través del sonido permite la creación personalizada de música publicitaria.

Posicionar una identidad de marca sonora es uno de los aspectos que más permitirá mostrar una personalidad en la que se deben tener en cuenta aspectos como el tono, el timbre, el ritmo o estilo musical. El tema del diseño de sonido para una marca o empresa es una tendencia que toma fuerza de cara al futuro, pero con alto impacto en el presente.

El audiobranding, entonces, pone de manifiesto la personalidad de las marcas. Estas, aunque flexibles, deben perdurar en el tiempo y ser parte del discurso sonoro que acompañe los valores de la organización. Los sonidos se quedan en la memoria y pueden generar todo tipo de emociones, que a la larga serán relacionados con la marca, lo que puede producir viralización y mayor notoriedad, así como permitir contar historias de forma diferente.

La música conecta, genera recordación. El aprecio o no de la música es subjetivo, por lo que no es fácil llegarle y quedarse con un público masivo, por lo que lo más importante es hacerlo con el target de mi marca y así no caer en el tradicional “el que mucho abarca, poco aprieta”.

El audiobranding tiene sus respectivos subgéneros, que pueden ser clasificados como jingles, logo sonoro, banda sonora, branding sonoro, audiobranding, audio logo, cuña, tema musical, startup, música insignia, cortina, contestador telefónico, tono de espera. El hecho no es sonar por sonar, es sonar para quedarse en el ambiente, en el recuerdo. La música, como todo arte, no puede tomarse a la ligera ni hacerse con afanes.

Para difundir la identidad de una marca o producto, además de música, también se usan herramienta como voz y los efectos de sonido, por lo que el trabajo mancomunado entre publicistas, comunicadores, expertos en mercadeo, músicos profesionales y hasta psicólogos puede traer frutos interesantes para las empresas. Se podría hasta hablar de  marketing sensorial y sonoro.

Según el estudio The Sounds Like Branding, del año 2010, la música es entendida como una herramienta de comunicación, que, además:

– Es vista como un medio complementario.
– Está seleccionada basándose en preferencias personales.
– Es contemplada como un elemento de diseño.
– Es seleccionada caso por caso.
– El efecto de la marca en el público objetivo no es tenido siempre en cuenta.

Por: Jorge Santamaría / editor Agencia El Grifo

Síganos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *