La importancia de un buen meme

Todos hemos compartido memes. Este es uno de los formatos más difudidos en redes sociales porque la capacidad que tienen a la hora de generar identificación entre los usuarios es impresionante, tal vez de ahí salga su éxito a la hora de viralizarse.

¿Qué es un meme?

La palabra “meme” surgió por primera vez en 1976 en el libro The Selfish Gene, de Richard Dawkins, que lo nombraba como la unidad mínima en la que se puede transmitir información.

Para Forbes México, los memes son “la base mental de nuestra cultura” y su impacto no solo se limita a quienes lo reciben, sino que puede llegar a las relaciones sociales, familiares e incluso empresariales o laborales, así como influir en el lenguaje de algunos grupos sociales.

Un ejemplo puntual es el meme de “fuaaaaa”, que fue viral hace unos años y se convirtió en el grito de apoyo a la Selección Nacional de México en el Estado Azteca durante la final de la Copa Mundial de Fútbol Sub-17 de 2011.

En este sentido, los memes tienen mucho potencial dentro del marketing de contenido. Pueden ser esa manera enganchadora y creativa en la que usted transmita la información y opinión de su marca a una audiencia específica. La ventaja del meme es que va dirigido a una audiencia muy joven, que suele ser la que más visita internet.

Eso sí, “vamo a calmarno”. La mayoría de los memes no se crean, sino que surgen de una buena curaduría y un copy pensado para ser relevante dentro del público objetivo. Estos deben partir del conocimiento de las personas que verán el contenido y así poder llevarles un mensaje útil, que genere algún impacto emocional y preferiblemente que les saque una sonrisa. 

Por: Susana Gallo / periodista El Grifo

 

Síganos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *