La búsqueda de tendencias o coolhunting

El coolhunting es una herramienta utilizada en mercadeo y publicidad para adaptarse mejor a los cambios. Aunque es muy común en el mundo de la moda, puede ser aplicada en otros campos. Esta “caza de tendencias” se hace con el fin de ayudar a las organizaciones a estar más cerca de ideas y propuestas ganadoras. De este término se desprenden los coolhunters o “cazadores de tendencias” (también conocidos como pronosticadores de tendencias o espías de vanguardias).

La investigación de tendencias y culturas ayuda a conocer al consumidor y su relación con el producto, las marcas y el mercado. El camino que deben tomar las marcas es el conocimiento de su entorno y de sí mismas, donde la identidad sería el punto de partida y llegada, el eje transversal.

La identidad podría entonces entenderse como la apropiación distintiva, personal o colectiva de elementos culturales (ya sean artefactos, costumbres o ideas).

Es importante centrarse en los hábitos de consumo, que es el lugar donde se puede entender mejor cómo es cada persona. También es fundamental prestar mucha atención a los objetos como una extensión del yo y una forma de proyectar la personalidad, y cómo el individuo se apropia de sus espacios y entorno. Los anterior ayuda a conocer y comprender aquello que ocupa el lugar de lo emergente y lo vanguardista.

La idea es buscar coherencia en la propuesta de una marca en función de las experiencias y conocimientos: entre más se conoce al cliente y consumidor, mejor se puede satisfacer a pesar del paso del tiempo. Hay que entender las tendencias, percepciones y necesidades actuales, así como los procesos evolutivos, para saber qué requiere el consumidor para poder brindarle soluciones ahora con miras a lo que viene.

Los coolhunters, por su parte, se hacen importantes y se destacan a la hora de hacer predicciones de cambios gracias a que son investigadores sociales, logrando ir un paso más adelante en lo que nos ofrece la actualidad. Ellos incluso no se dejan deslumbrar del mainstream, que puede ser traducido en español como corriente o tendencia mayoritaria(cultura) de masas o popularque arrasa o que causa furor. Cuando una tendencia está disfrutando de la cumbre, el coolhunter ya está buscando la próxima.

La observación y la investigación de mercados son el alma de esta forma de trabajo, la cual requiere de personas acuciosas que entiendan y se identifiquen con la juventud del lugar donde se mueven, y que sepan ir un paso adelante en cuanto a leer lo que los rodea y la información que no es tan obvia. Los datos encontrados no solamente ayudan con la recolección de hallazgos, sino que pueden crear nuevas tendencias.

Por: Jorge Santamaría / editor Agencia El Grifo

 

Síganos 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *