Qué tener en cuenta para escoger la red correcta

El marketing de contenidos apunta a un ideal, que puede ser imposible, pero funciona como una meta a la que hay que tratar de acercarse lo más que se pueda. Se trata de la utopía de “llegar con el mensaje correcto a la persona correcta en el momento correcto, en el lugar correcto”. De esta última parte se derivan dos preguntas: ¿cómo llegarle?, ¿por cuál medio? Uno de los momentos más importantes de la estrategia es saber escoger la plataforma correcta.

Por: María Gómez / Redactora El Grifo

Se sabe que ya no existen consumidores de una sola plataforma; estudios demuestran que el usuario promedio de internet tiene 5.5 cuentas en redes sociales. Y si el mismo público tiene un perfil en Twitter, Facebook, YouTube, Snapchat, Instagram, Tumblr, LinkedIn  y WhatsApp…¿En cuál promociono la marca?

La clave es no limitarse a buscar dónde está activo, sino ver más allá: dónde pasa tiempo, dónde tiene disposición de interacción, qué tan posible es que se traslade a otra red, qué encuentra allí que lo atrae… es necesario preguntarse dónde se puede alcanzar ese cliente potencial de forma más eficiente. Una investigación de la competencia, una prueba de lanzar el mismo contenido en dos plataformas, o una retroalimentación de los usuarios comunes, puede ser un primer avance hacia encontrar la red que mejor funciona en cada caso.

La verdad es que opciones hay muchas y que cada una tiene sus ventajas y desventajas, (bien sea desde la posibilidad de interacción, desde la facilidad para pautar, de la opción de segmentar públicos o la solidez de las estadísticas), pero al final la mejor será la que mayor resultados dé, en función con los objetivos.

Claro está, muchas veces no es suficiente con estar en una sola red. Aquí es importante retomar la investigación de públicos, y recordar la trascendencia de hacer contenidos flexibles y de saber adaptarlos. Es ingenuo creer que el único cambio es la dimensión de la imagen: el tipo de información, el tono, el formato, entre otros factores, hacen que lo que funciona bien en una aplicación, no funcione en otra.

En cualquier estrategia el canal será determinante. Vale la pena dedicar un tiempo a pensar si la plataforma que está usando es la más efectiva, si hay otra que se pueda explotar y especialmente, si el contenido que se publica está adaptándose a las características que ese medio exige.

No olvide la naturaleza del discurso de las redes, este puede ser un primer paso para encaminar la estrategia: 

YouTube: el video debe ser frecuente, no tenga un canal si no va a publicar como mínimo un video por semana.

Twitter: el tono del discurso se da desde la palabra complementada con gifs y fotografías. El humor es exitoso en esta red, incluso se habla de encontrar el tono de humor de la marca.

Facebook: texto corto emocional con full video, gifs y fotografías. Es como la primera página de un “periódico” emocional de las marcas.

Instagram: es un álbum que antoja, el poder está en la fotografía la cual debe determinar un concepto claro desde los ángulos, los filtros y las frecuencias con que se publican. No olvide que las imágenes deben cautivar desde lo particular (una foto) hasta todo el timeline del perfil.

Las historias de Instagram son el guion discursivo de la marca desde la actualidad, la cotidiaidad, con un lenguaje concreto que se atenga a las 24 horas de vigencia.

Snapchat: es 100% caracterización, la creatividad del discurso es clave para atrapar audiencias más jóvenes (adolescentes) aunque los adultos suelen ser observadores pasivos que se arriesgan más con las historias de Instagram.

Linkedin: es la forma en que habla corporativamente su marca, el discurso se determina por el conocimiento que usted comparte sobre el sector, es la red que mejor tráfico puede llevar a su blog y página web. A los usuarios de esta red les gusta leer sobre el sector de su interés

Si le interesa conocer más para su propia marca, escríbanos 🙂

Contáctenos
Síganos 🙂
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *