Lo que trae 2018 para el marketing de contenidos

¨El contenido es el rey¨ es la frase insignia que muchos ya aceptaron para sus estrategias de marketing digital. Ahora con lo que hay que lidiar es con el periodo de vigencia y el tiempo de duración de ese contenido en sus múltiples formatos. De pronto, las agencias de contenidos nos vimos inmersas en discusiones que van más allá de los ¨Me gusta¨ o el número de seguidores, para comenzar a hablar sobre el tiempo en que se logra captar la atención de las audicencias, lo que nos obliga a no solo pensar en un producto determinado dentro del discurso y el desarrollo de contenidos, sino que incluso debemos considerar etapas, evoluciones y hasta capítulos de una historia que debe permanecer el mayor tiempo posible.

Atrás quedan las campañas semestrales, atrás quedan los planes estáticos donde se definían las acciones de comunicación desde enero hasta noviembre: los cambios son constantes, las manías y rutinas de los usuarios cambian cada vez que se les plantea una forma distinta de contar sus vidas y hurgar la de otros. Saberse contar desde el dispositivo móvil, identificar a los usuarios desde su individualidad para poder adaptar los contenidos, son los verdaderos retos de este 2018.

Claro que hay que tener en cuenta los formatos que más impactan, estando el video con su variación 360º en el tope y la estima por los podcasts marcando el terreno, pero la vigencia de lo que a través de ellos se cuente, es lo que debe sentar la base de las estrategias de este año: las marcas compiten por atención y una buena estrategia puede destacarlos dentro de ese ruido de información al que se someten las audiencias a diario.

Hay que recurrir a la naturaleza más básica de las redes sociales que es precisamente la de socializar y el acto más básico dentro de esa dinámica es la conversación, así que saber estructurar conversaciones con las audiencias, moviéndolas desde las emociones y exaltando sus opiniones sin caer en apasionamientos (cuerda floja en la que muchas marcas temen sostenerse) resulta ser efectiva, pues justamente esa vulnerabilidad es la que hace que muchos usuarios la sientan cercana, de ahí la necesidad de contar con un equipo experto que sepa manejar esas intenciones midiendo, en lo posible, los efectos que se quieren obtener de los seguidores, y por ende, la percepción que pueden tener de la marca.

Agencia El Grifo desarolla contenidos desde la investigación de los usuarios, desde la comprensión de sus rutinas y de la forma en que consumen los contenidos de acuerdo a la plataforma en que se consultan. Entiende que existen factores desde la misma antropología, que han hecho que quienes crean las estrategias desde las áreas de comunicaciones y mercadeo, se enfrenten a un público cada vez más complejo desde sus creencias: la escala de valores frente a ciertos temas y la sensibilidad ante tendencias que parecen lejanas o ajenas para los que transmiten el mensaje, puede hacer que temas como el feminismo, los animalistas, los escépticos, los positivistas, entre otros, enmarquen una serie de conductas que transformen los discursos, solo por el hecho de creer en algo fervientemente. Para ser más claros, si se identifican los estilos de vida desde sus palabras claves, se cuenta con la certeza de no caer en la ofensa, acto que puede hacer desfallecer a la más fuerte de las estrategias.

Así que las historias de 24 horas de vigencia, las transmisiones en vivo, la documentación del día a día de las marcas se adhieren a los discursos, es así como las agencias de contenidos pasamos de hacer planes semanales a guiones con protagonistas, giros emocionales y hasta antagonistas.

Contáctenos

 

 

Síganos 🙂
error

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *